Llenando la estantería

18/3/17


¡Hola! El día 15 de este mes volvía a casa más temprano de lo habitual, a las 18:30, así que la pequeña tienda de la Estación de Guaguas (autobuses, sí), seguía abierta. Entré por curiosidad porque siempre que pasaba ya estaba cerrada y siempre veía libros conocidos en su estantería. Caminé directamente a la sección de libros, pues las revistas no me interesaban y el resto era comida "basura": golosinas, chocolatinas... 

Otro factor fundamental es el dinero, pues nunca llevo casi nada encima y ese día llevaba un billete de 50€ tan hermoso y dorado... Y me dije por qué no, vamos a comprar algún libro. Normalmente en librerías suelen estar entre los 15 y 20 euros cada libro. Pero en esta tienda abundan más los libros de bolsillo, esos que cuestan entre 5 y 10 euros cada uno. Mucho más económico, así que cogí en mis manos los primeros que me llamaron la atención, sin darle la vuelta para ver la etiqueta, con la seguridad de que tenía el dinero suficiente. 

El primero que me llamó la atención por su portada amarilla y por su título fue: Gente tóxica. Qué descubrimiento. Ya lo reseñaré que estoy en proceso todavía.

Después no me acuerdo quién cayó primero si Isabel Allende o Danielle Steel. Creo que Isabel. El caso es que no me importó mucho la historia que estaba cogiendo en mis manos, solo los nombres de las autoras. Sabía que siendo de ellas era una compra segura. Además no sabéis el tiempo que llevaba con ganas de leer algo de Steel. Desde 2011 creo, cuando en mi blog Las Oscuras Golondrinas de Bécquer compartí una de sus citas: "Una mala crítica es como preparar un pastel con los mejores ingredientes y ver que alguien se sienta encima".

Y, por último, cogí un libro de Anna Gavalda. En esta ocasión, movida también por el nombre de la autora. Ya que yo estudié Francés y en clase de Traducción tuvimos que traducir una vez un texto de la autora al español. Era un párrafo tan espantoso que le cogí manía a la autora porque "no escribía bien". La verdad no sé si solo fue en esa novela o en ese fragmento o solo fue mi percepción en aquel momento debido bien a mi poca capacidad de comprensión lectora, que lo dudo pero todo puede ser, o a mi poco conocimiento de la lengua francesa, que es más probable. El caso es que no era la única, hasta el profesor criticó su escritura y eso ayudó a que se forjara esa idea en mi cabeza de: Anna Gavalda = horror de libro.

Pero no sé, a su vez, me gustó ver un libro de una autora francesa en esa estantería, autora que, además, había trabajado. Así que quise darle una oportunidad y criticar con fundamento. Y el libro "La amaba" tiene una portada bonita y su sinopsis me llamó la atención.

Así que por 32€ me llevé 4 libros maravillosos. En la próxima entrada hablaré de "La amaba", ya que lo empecé esta tarde y lo acabo de terminar. 189 páginas en una tarde... Comprobarán si al final tenía razón odiándola o no. ¿Cuáles son sus apuestas? XD

¡Hasta la próxima!