Reto 5 líneas de marzo: Relaciones fraternales

21/3/16




¡Hola! Como sabéis llevo haciendo este reto de escritura desde hace varios meses y consiste en crear un relato de 5 líneas con 3 palabras comunes para todos los participantes elegidas al azar por Adella Brac, la organizadora del reto. Y como a mí me gusta rizar el rizo, siempre me propongo juntar las tres palabras en la misma frase, no siempre se da el caso, pero lo intento. Y para esta ocasión las palabras eran: última, diferencia y quinto. Así que como ven, pude ponerlas todas juntas en la misma frase. Podéis leer todos los microrrelatos que he hecho para este reto pinchando en la etiqueta Reto 5 líneas o yendo al banner de la columna derecha.

La última diferencia que la madre recalcó entre su primer hijo y el quinto, era que este había terminado sus estudios y se había independizado con tan solo 23 años y el primero, con 31, seguía viviendo en casa con dos intentos de carrera fallidos. El mayor de los hermanos estaba tan harto de esa lista, cada vez mayor, que recogió sus cosas durante la noche, se fue de casa y llamó a su hermano pequeño pidiéndole asilo.

P.D: Hoy no hay capítulo de Baile de lenguas, apenas he tenido tiempo para terminar de escribir el 5º capítulo, para ser sinceros llevo como un mes sin tocar esa historia, todo lo que aparecía en el blog estaba programado desde finales de enero, principios de febrero. Y pensaba que para este entonces habría tenido tiempo porque llevaba ventaja, pero no jajajajaja. Además, no ha tenido la acogida que esperaba, son capítulos largos y me imagino que os espantáis un poco :(

Tips para escritores #5 - Errores comunes al crear un personaje

12/3/16

¡Hola hola! Tenía esta entrada preparada desde hacía tiempo y no veía el momento de acabarla para traérosla. Ya sabéis que los Tips para escritores me encantan y que vosotros también podéis colaborar para traer una entrada con consejos a mi blog. 




1. Idealizar al personaje: 

Nadie es perfecto, ni siquiera nuestro/a protagonista. Tampoco intentes llenarlos de defectos desde un principio, porque conseguiremos que el lector no consiga enamorarse del personaje. Pero todos metemos la pata alguna vez, hacemos algún comentario que para nosotros es inofensivo pero hace daño a alguien, todos hemos tenido que pedir perdón, etc. Ese tipo de cosas humanizan al personaje y lo hacen más real.

2. Descripciones detalladas: 

Cuando leemos sobre un personaje nos gusta imaginárnoslo, y cuando un escritor nos sobrecarga con muchos datos físicos sobre el personaje, nuestra mente se olvida de todos ellos (el propio autor podría olvidarse también y dar lugar a confusiones cambiándole de pronto la estatura o el color de los ojos), lo ideal sería dar pocos datos, los necesarios, y dejar que la imaginación de nuestros lectores haga el resto. Además nos evitaremos esas posibles futuras incoherencias.

3. Personalidad poco desarrollada: 

Otro de los problemas que tenemos al escribir es que sentimos que el lector puede que no llegue a conectar con nuestro/a protagonista, y en realidad es el personaje más importante, en el que se centra la historia, por lo que debería de conseguir crear simpatía en nuestros lectores. Un truco sería hacer una lista detallada con todos los adjetivos que definan la personalidad de nuestro personaje (ej: amable, divertido, leal, etc.), una vez hecho esto, crearemos otra lista contigua donde inventar escenas donde la amabilidad del personaje quede patente, al igual que el resto de sus cualidades y... ¡Ojo! Sus defectos también, porque recordemos que nadie es perfecto. Tan solo intenta que los defectos no sean mayores que sus virtudes o corremos el riesgo de que el personaje, por querer hacerlo parecer real, llegue a caer mal a los lectores.

Cuando hayáis terminado la lista, esto os habrá servido para conocer mejor a vuestra propia creación y además, las escenas que hemos tenido que inventarnos nos pueden servir de inspiración como parte de la trama o subtrama.

4. Personaje aburrido: 

Oups, suele pasar que muchas veces queremos profundizar tanto en el personaje que nos olvidamos de que también tiene que hacer cosas: trabajar, estudiar, alimentarse, etc. Pero detallarlas tampoco es bueno, porque son cosas que todos hacemos y que no tienen ningún misterio. Crear una escena divertida o con acción donde el personaje pueda cobrar vida, es difícil, pero no imposible. Trata de pensar en cosas que puedan ocurrirle a tu protagonista y que continúen la trama principal del libro, o si no, caerás en el error de que resulte inverosímil o en el de crear una subtrama complicada que apague la trama inicial. Cosas como: reencontrarse con alguien que hacía mucho tiempo que no veía (en esa escena podríamos hablar del pasado de nuestro personaje e indagar en él para darle más sentido a lo que narramos en el presente), decidirse a dar un cambio importante en su vida como volver a estudiar o estudiar otra cosa y romper con su rutina. No sé, pensad.

5. Cuida los diálogos: 

Ya hemos hablado de que es importante no detallar demasiado el físico de nuestro personaje, primero porque aburriremos y la imaginación de nuestros lectores se apagará, y segundo porque nosotros mismos nos podremos hacer un lío. Y también hablamos de la personalidad, que es importante que tenga algunos defectos, incluso que narremos el conflicto interior de nuestro personaje por intentar ser mejor persona o cambiar lo que no le gusta de sí mismo. 

Pero... ¿qué pasa con los diálogos? Es la parte donde podemos mostrar cómo es él o ella con las demás personas, su forma de interaccionar con los demás nos dará muchas más pistas sobre su forma de ser que si simplemente lo narramos. Y también es muy, pero que muy importante, cuidar su lenguaje. No es lo mismo que si nuestro protagonista habla con muletillas y muchos “ehm...” que si habla con un nivel de profesor de universidad súper repelente. Tenemos que encontrar el equilibrio que corresponda a nuestro personaje, según su nivel de educación y clase social, hablará de una manera u otra. Y esto es algo a tener en cuenta en todos los personajes, incluso los secundarios.


¿Y ustedes qué piensan? ¿qué otro consejo darían? ¿cómo sería vuestro personaje favorito?

Baile de lenguas - Capítulo 4: Tango

9/3/16


La idea de tener sexo con Yago esa noche me estaba poniendo muy nerviosa, pero nerviosa en un buen y bonito sentido, es difícil de explicar. La sensación quizás pueda compararla a cuando estaba detrás del telón, esperando a que comenzara a sonar la música, se abriera la gran cortina de terciopelo rojo y yo pudiera, por fin, hacer lo que llevaba tanto tiempo deseando hacer.

En el coche había un ligero olor a cuerdas quemadas, giré mi cuello para mirar los asientos traseros y ahí estaban sus zapatos de baile, a los que había quemado las puntas de los cordones para que no se deshilacharan y recordé cuando yo hacía lo mismo con las cintas de mis zapatillas de ballet. Los pies sufrían mucho cuando las zapatillas eran nuevas, incluso si no lo eran, y esta y otras técnicas eran una forma de asegurarse de que al menos no se nos movieran.

La vuelta de Saca tu novela de la papelera

6/3/16

¡Hola hola! ¿Sabéis qué día es hoy? Hoy se cumple un año desde que inauguré en el blog la entrada en la que hablaba sobre la iniciativa Saca tu novela de la papelera que consiste en hacer publicidad en mi blog a vuestras novelitas, para que más gente las pueda conocer y animarse a leerlas. Pero por problemas de estudio acabé dejando todo lo relacionado con STNDLP de lado. Además, vosotros cada vez participabais menos. Pero hoy, en conmemoración de este primer aniversario, voy a volver a publicar mensualmente igual que lo hacía en 2015. Os explico:

Los días 6 de cada mes haré un resumen con los participantes de la iniciativa. Esos resúmenes tienen su propia etiqueta en el blog y también los puedes encontrar en la barra del menú. Es decir, que el próximo 6 de abril habrá resumen de los nuevos participantes que se hayan apuntado últimamente y los que se apunten a raíz de esta entrada.

Si el número de participantes no supera los 6, no traeré resumen, sino que se sumarán a los participantes del mes siguiente y entonces haré dos resúmenes en uno, ¿se entiende? Es que preparar una entrada de ese tipo lleva su tiempo y hacerlo solo para dos personas, pues no. Prefiero hacerlo cuando ya seáis bastantes.

Participar no es sinónimo de recibir una reseña, el año pasado lo hice con varias historias porque me gustaron y lo creí necesario. Pero no quiero sentir que le debo nada a nadie y andar con prisas por leer sus historias y reseñarlas, etc. Lo que sí haré será leeros y comentaros, al menos cuando tenga tiempo y en la mayoría de capítulos, por lo que habréis ganado una seguidora fiel seguro.

Las historias que ya participaron el año pasado sí que tendrán reseña, porque ellos no sabían nada de esto cuando rellenaron el formulario y muchos esperaron con nerviosismo su reseña y aún no ha sido publicada. Y no me gustaría que leyeran ahora que no se las haré. A ellos sí les haré reseña, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos: que no tengan faltas de ortografía graves (a mí se me pueden escapar algunas tildes o me puede bailar una letra al escribir rápido, pero hay otras faltas que son muy exageradas y que encima se repiten a lo largo de la novela, por lo que no son erratas), que no sean fanfics (Wattpad está infectado de fanfics sobre grupos musicales varios y me aburre, lo siento pero no voy a leer eso si no me gusta), que no estén acabadas (puedes participar si tu novela solo tiene la sinopsis, eso no me importa, pero para la reseña tendré que esperar a que la hayas acabado para poder traer una reseña de verdad).

OJO: Puedes participar tanto si tienes un fanfic como si tu novela aún está empezando y saldréis en los resúmenes mensuales. Pero para las reseñas, no voy a reseñar fanfics, ni tampoco puedo reseñar una novela sin acabar, así que tendréis que avisarme cuando la tengáis terminada para que la lea completa y la reseñe.

PARA PARTICIPAR VISITA ESTA ENTRADA.

Tutorial Blogger: Cómo hacer un banner bonito

3/3/16


¡Hola hola! Seguro que te habrás fijado en los banners que aparecen a la izquierda del blog, todos mantienen el mismo estilo de diseño y cumplen su función de llamar la atención para que pinchéis en ellos y os redirija a las diferentes secciones a las que hacen referencia. Hoy os traigo esta entrada para hablaros de la página que he usado para descargarme las imágenes, por si os apetece hacer algún diseño con alguna de ellas, se llama Simple Desktops. Son imágenes para fondos de pantalla, pero podemos editarlos para hacer diseños como los míos: