De corazón - Extra: Edouard G.

1/12/12

Mi Béatrice, cada día me pregunto cómo hubiese sido mi vida a tu lado, me pregunto si ahora sería feliz contigo, si hubiésemos acabado casados y con niños. Quizá no, a lo mejor, simplemente, te habías enamorado de otro hombre, pero seguro que hubiésemos seguido siendo amigos.

¿En qué trabajaría yo ahora, de no haber querido ser policía para hacer justicia a tu muerte, y mi madre no me hubiese convencido de ser abogado? Puede que ahora fuese pizzero a tiempo completo, nada más que eso: un pizzero. Pero ahora estoy metido en un lío, ¿sabes? Y no eran como esos en los que me metía en el instituto, esto es grave. Hay gente que se alegraría de verme muerto, ¿entiendes eso?

Es difícil implicarse en algo así, pero lo es más no hacerlo. ¿Y cómo no? Si a mi lado tengo a June. La quiero, a ti también, pero no sé cuál es la diferencia. Puede que la diferencia sea que tú fuiste mi primer amor y que por eso me dueles tanto, aunque hayan pasado años desde tu muerte. No sabes lo duro que fue para mí despedirme de ti en tu entierro o el día que encontraron tu cuerpo. De no ser por mi madre, ahora estaría todavía encerrado en mi habitación con las luces apagadas y llorando tu pérdida. Solo era un crío que se enamoró de la chica de melena rubia y ojos grises de su clase, el que había tenido una infancia dura cuando su padre murió y el que perdió a su primer amor muy repentinamente. Si al menos me hubieras contado lo que ocurría en tu casa, mi madre podría haber hecho algo por ayudarte, algo como lo que intento hacer yo por Travis.

Oh, Béatrice, sabes que yo no creo en estas cosas, pero si de verdad puedes oírme, ayúdame a ser feliz. Ayúdame a encontrar a ese niño, a ser el mejor novio para June y a conseguir que toda esta pesadilla acabe. Por favor, te lo ruego. Eres mi única esperanza, porque cada día pierdo más las fuerzas y siento que lucho en una batalla que ya está perdida.